San Pedro Zarikete

Un lugar con encanto y una ermita encantada... Situada junto al antiguo camino real y cobijada por la sombra de un precioso roble, nieto del milenario Árbol de Gernica, plantado hace ya 100 años por un vecino de Zalla, San Pedro Zariquete siempre será conocida por ser lugar de conjuros y desembrujamientos, de luces y oscuridad, místico. Todos los que queráis hacer el Camino de Santiago por la ruta interior del Cadagua en dirección a la meseta central, tendréis que pasar por aquí. De hecho Zariquete cuenta con un precioso crucero-fuente de peregrinos inaugurado en 1992. Existía la costumbre de dar una vuelta alrededor de la ermita entrando por una puerta y saliendo por la otra arrojando sal como protección contra los malos espíritus y el mal de ojo. Aun hoy día se puede realizar el día de la festividad de San Pedro. Ven!!

Comentarios

  • Se conmemora el centenario del roble descendiente del árbol de Gernika plantado en 1912 que preside la entrada a la ermita San Pedro Zarikete

    Desconocido

  • El pueblo zallense es conocido por su cultura popular y sobre todo por su mitología. En Zalla estuvieron muy extendidas las supersticiones en malignos seres sobrenaturales, hechiceros y en la brujería. La ermita de San Pedro Zariquete fue centro de peregrinación contra el mal de ojo y de este fenómeno forma parte también la leyenda sobre la bruja Lucía de Aretxaga, símbolo del pueblo. De aquí, que los foráneos terminaran por denominar a los zallenses como brujos.

    Desconocido

  • San Pedro Zarikete es uno de los destinos
    preferidos por la comunidad de viajes trivago en Zalla

    Desconocido

  • Se sabe ciertamente que existía en el siglo XVI aunque hay indicios de que pudiera ser bastante anterior a esta fecha.
    El local es amplio, espacioso y posee tres retablos. En el central y ocupando un lugar preferente se encuentra la imagen de San Pedro, acompañada por otras tallas (San Antonio, San Nicolás, San Bernabé, Santa Mónica). La imagen del Santo Titular es de madera policromada (de cerezo probablemente) de unos 45 cms. de altura, destacando por sus grandes y desproporcionadas orejas. Esta imagen data del siglo XII.
    Antiguamente se celebraban con gran solemnidad las dos festividades de San Pedro Apóstol, 29 de junio y 1 de agosto. Hoy perdura el día 1 de agosto como Día del Santo. En ese día de fiesta mayor tienen lugar una serie de ritos, costumbres y tradiciones.
    De esta ermita se ha escrito mucho acerca de su fama contra el “mal de ojo” y contra los demonios. Por ella pasaban al año miles devotos que se creían poseídos por los espíritus malignos y venían a ser “exorcizados” a los pies de San Pedro en Zarikete. En Zalla estuvieron muy extendidas las supersticiones en malignos seres sobrenaturales aojadores y hechiceros.
    Sobre todo el “mal de ojo” fue una creencia muy arraigada y para combatirlo solían usarse amuletos que contenían diversas sustancias como azabache, carbón de leña, cenizas, laurel y otras plantas, pan bendito y estiércol de pollo.
    Aunque esta superstición de brujería y aojadores fue general en todo el País Vasco, en Zalla estuvo más arraigada que en ninguna otra parte. De ahí que a los naturales y vecinos de Zalla se les llame por antonomasia “Brujos”. El rito de desembrujamiento consistía en acudir a la ermita el día del Santo por un camino y regresar por otro, con el objetivo de que (los malos espíritus) no penetrasen de nuevo en la persona que iba a “desembrujarse”.
    A su vez, se iban echando puñados de sal por el camino. La sal es considerada como un “veneno” activismo contra las brujas y con la ayuda de la sal, el Santo atendía mejor las peticiones.
    En el interior de la ermita, iluminada con gran cantidad de velas traídas por los devotos, se celebraba la Santa Misa, se realizaba la lectura de los Evangelios, se bendecía a los niños, prendas y objetos diversos y, por último, se suplicaba al Santo con devoción.
    Entre los muchos casos curiosos ocurridos, se cuenta el de una señora de Madrid que acudió a Zalla preguntando por la ermita de San Pedro Zarikete, ella era la dueña de una posada de Madrid a la que la gente no acudía y achacaba el hecho a “cosa de brujas”, por este motivo vino a Zalla para “desembrujar” su posada.

    Desconocido

Descargala

54

Fotos

C33b75907b5188d826b912f6c97c2e471b900be0 D9dcf6c0ff0348c55dad8e5915800d8352b35558 E9e619ebfd67750f19cbc678a8c604ccefd2a5d8 D527b9070a84914e04edd8178569cbde2c796ec5 A864f97fb085e67a4978733b5f4df8b35d8a45d0 3834b4679195820b1433e1fda10fc475a783a328 C248a85c5d2bc42ef4dc375743f5aae6855389e8 074ea562b736f1cc5256c81ce4c962752381d32c D75790e8624d5b960aac0eeae29da1088b121f5a D033d8e6ad519f2882d5d4c9539fcf2c8cb6e8eb 859de8cb9e75d47aac6589016d822b334b4496d0 F1eb25a38ff43a7dcf18905bf7f3f164f642ebe1 Be256e00d9ed0c3d736624ca803d36830f69ab79 6695f53a8204759c15c2b0bf43e251c26c1b7a0e 703c46cd466a0c5ad3a33ad55f95ed161cccc35f E2906a1216c3a176a9cbd9e30116601797ab5f47 890ebe62eadbd3afad0868d5f6beaa593c9213b0 933f929fa522c999c1be8a8ae891b5fb945d1a84 D9cdef3aaf31de1ea4ca191031304bea2e1be60a
Subir fotos